3 consejos para elegir la ropa para la vuelta al cole

Con la vuelta al cole, tenemos una larga lista de cosas que preparar. Comprar una nueva mochila que le ha quedado vieja o pequeña, una bolsita para llevar el desayuno, la lista de material que nos han dado en el colegio, y un largo etcétera.

Pero, ¿y la ropa? ¿planificas su compra? ¿O por el contrario eres de las que al final te ves con montones de ropa para la temporada? O al revés ¿cuando te decides a comprar, te encuentras que la talla que necesitas ha volado?

En el post de hoy, ¡os contamos como nos organizamos en casa!

Partimos de la base de que siempre hemos sido bastante previsores. Por eso, antes de la llegada de la nueva temporada, tenemos por costumbre sacar toda la ropa del armario de los niños con el objetivo de limpiar, clasificar y ordenar, y de esta manera saber con qué contamos y con qué no.

Pero esta acción nos sirve también para planificar la inversión y distribuir las compras paulatinamente.

De esta forma, decidimos no sólo QUE compramos, sino también CUANDO lo hacemos. Y ello repercute en nuestra organización, tranquilidad y economía.

Lo que hacemos es muy sencillo. Sacamos del armario la ropa de la temporada que está por venir y la clasificamos en dos montones: la que aún le sirve y la que le ha quedado pequeña.

Para este último montón, siempre siempre siempre la regalamos a alguien de nuestro entorno o bien la donamos. La idea es darle una segunda vida a prendas que, aunque no están como el primer día, siguen siendo válidas y se les puede dar una segunda oportunidad.

A partir de este momento, solemos quedarnos con conjuntos del año pasado desparejados. Para ello, con la ropa que aún les sirve intentamos hacer nuevos conjuntos mezclando entre sí.

Finalmente, anotamos aquellas prendas para las que no encontramos “compañero”, y es así como vamos haciendo la lista de necesidades, estableciendo un máximo de 8 conjuntos por niño y temporada.

En nuestro caso, hemos marcado este numero, ya que pensamos en 1 conjunto para cada día de la semana y 1 extra que guardamos para “ocasiones especiales”. Con estos 7 conjuntos, hay uno que se queda en el colegio como muda de recambio.

Esta es nuestra experiencia personal, y también el numero de conjuntos que seleccionamos en base a nuestras necesidades, ya que nuestros pequeños no llevan uniforme en el colegio. Si en tu caso llevan uniforme escolar, ¡entonces la cantidad de ropa que necesitarás es mucho menor!

Con esta cantidad, consideramos que tendría que tener suficiente ropa para pasar la temporada; porque aunque se ensucien y un día puedan utilizar 2 mudas, como ponemos lavadoras, tendríamos que tener mudas limpias de sobras.

En resumidas cuentas, nuestra recomendaciones para planificar las compras de ropa, son:

CHECKLIST. Elabora una lista de necesidades teniendo en cuenta lo que te hemos contado: 1) vaciar armario y seleccionar lo que le sirve y lo que no 2) hacer nuevos conjuntos con la ropa que ya tenemos y aún le sirve y 3) crear una pequeña lista con las cosas a comprar.

CALIDAD. Menos es más. No hace falta acumular montones y montones de ropa, pero sí elegir prendas que aguanten la temporada completa. Y esto es equivalente a elegir CALIDAD. De esta forma, aunque de entrada no te lo parezca, estarás ahorrando ya que no necesitarás renovar los conjuntos.

COMODIDAD. Evita vestirles como pequeños adultos. Los niños son niños y aprenden a través del juego, y gran parte de este juego implica la movilidad de su cuerpo. Vísteles con ropa con la que estén cómodos y promueva su propia autonomía.

¡Te animamos a seguir estos pasos! ¡Estamos seguros que conseguirás ser mucho más precis@ en tus compras!

¿Y tu, como te organizas? ¡Estaremos encantados de conocer tu experiencia!

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
×